about

Nuestro Origen

Nuestro centro educativo fue fundado en 1977, Recibe su nombre por la gran educadora italiana María Montessori (1870-1952). Surgiendo de la necesidad que existiera una escuela educativa básica, basada en la filosofía Montessori, su fundador el Lic. José Vicente Díaz, tomo la iniciativa de formar lo que es el Instituto Montessori. Más tarde se integra al personal directivo la Lic. María Consuelo Ruíz quien asume la integración de la educación media.

(Chiaravalle, 1870 – Noordwjek, 1952) María Montessori, pedagoga italiana que renovó la enseñanza desarrollando un particular método, conocido como método Montessori, que se aplicaría inicialmente en escuelas primarias italianas y más tarde en todo el mundo. Dirigido especialmente a niños en la etapa preescolar, se basaba en el fomento de la iniciativa y capacidad de respuesta del niño a través del uso de un material didáctico especialmente diseñado. El método proponía una gran diversificación del trabajo y la máxima libertad posible, de modo que el niño aprendiera en gran medida por sí mismo y al ritmo de sus propios descubrimientos. Licenciada en Medicina en 1896 en la Universidad de Roma, ayudante el año siguiente en la cátedra de Psiquiatría de la misma universidad, se vio impulsada por su instinto profundo al estudio de los niños deficientes y advirtió inmediatamente que su problema, más que médico, era pedagógico. Expuso sus ideas sobre esta materia en el congreso pedagógico de 1898 de Turín. El ministro Baccelli le encargó que diera un curso a las maestras de Roma sobre la educación de los niños deficientes mentales, o “psicópatas”, curso que se transformó después en una Escuela Magistral Ortofrénica, dirigida por Montessori durante dos años.

En el año 1988 el Lic. José Vicente Díaz, se la traslada a su país de origen España y los Licdos. María Consuelo Ruíz de Royuela y José Antonio Royuela asumen la dirección del Instituto hasta el momento, cumpliendo más de tres décadas al servicio de la educación.

¡Chatee con nosotros, estamos conectados!